Consejos

Cuidados Corporales

Consejo 1

Rehidratar la piel sensible mientras volás

Los aviones y aeropuertos tienen el molesto hábito de deshidratar la piel. ¿La razón? Las cabinas tienen niveles realmente bajos de humedad, lo que significa que la piel se deshidrata. Tenemos que conseguir una botella de agua extra antes de abordar (después de pasar el control de seguridad, claro) para estar bien hidratadas, justo antes de despegar.
Después del viaje, podes reponer la hidratación de tu piel con crema humectante corporal. Que tenga una textura suave y de rápida absorción; va a reforzar los niveles de humectación de tu piel y aliviar la piel seca y tirante que puede provocar un vuelo largo.

Consejo 2

A salvo del sol con un protector solar

Llegaste, ya te instalaste y estás lista para salir. Con lluvia o sol, tené a mano un protector solar para tu piel. Sí, ¡ya lo habíamos escuchado antes! Pero recordá que el daño del sol va más allá de la quemadura y dura bastante más que tu bronceado. ¿El truco? Evitá el sol entre las 10 y las 15 hs., que es cuando el sol está más fuerte y daña más la piel.
Sin importar tu destino, asegúrate de llevar algunos productos esenciales para el cuidado de la piel durante el viaje y probá algunos de estos consejos para mantener tu piel relajada y feliz de estar de vacaciones.

Consejo 3

El poder de la hidratación

Como en el resto del organismo, la presencia de agua es una condición esencial para lucir una piel sana y saludable. No todas las pieles son iguales, ni tampoco cada zona del cuerpo tiene las mismas características, por lo que es aconsejable cuidar la humectación de la piel y ayudarla a recuperarse de la exposición permanente a los factores externos tales como los cambios drásticos de temperatura, el contacto prolongado con el agua y el cloro, entre otros.
La única forma natural de incorporar agua al organismo es a través de la ingesta de líquidos y alimentos, pero además deben darse ciertas condiciones externas para poder retenerla, por eso se dice que la piel se hidrata por dentro y a su vez esa hidratación se mantiene desde afuera.

Consejo 4

La vitamina E en nuestra piel… ¿Cuán importante es?

La Vitamina E en la piel actúa como un antioxidante que, en su aplicación tópica protege las células y tejidos del daño producido por radicales libres. Los radicales libres son generados por procesos biológicos naturales y por el daño causado por factores ambientales.
La administración tópica de la Vitamina E es importante debido a que naturalmente está presente en bajos niveles en la epidermis y dermis, siendo además estabilizador de la Vitamina A como parte de los ingredientes.

«Pequeños consejos para el cuidado de la piel como estos pueden hacer que tus productos pasen de ser buenos a importantes maravillas multifuncionales, en segundos. ¿Querés más ideas sobre cómo aprovechar al máximo los productos para el cuidado de tu piel? Podés contar con nosotros.»

Come On In

Treat Yourself to a Relaxing Day at the Spa

Abrir chat
1
¿te ayudo a sacar un turno?
Hola! ¿en que puedo ayudarte?